Imprimir

Luego Del Cataclismo ¿De Qué Material Reconstruiremos Nuestros Hogares?

Escrito por Cifag Maule el . Publicado en Opiniones

(*) Roberto Cornejo Espósito / Diario el Centro de Talca, 29 de Marzo de 2010

Después del tremendo dolor que todos los Chilenos estamos viviendo por el  terremoto que nos ha afectado con inusitada violencia en la zona central del país (principalmente las Regiones del Bio Bío y el Maule), en que gran parte de los que vivimos en esta zona, hemos sido afectados directa o indirectamente y que un gran porcentaje de personas han visto perdida o afectadas parcial o totalmente sus hogares, la pregunta es ¿de qué material reconstruiremos nuestras casas?.

La tradición de la zona central para las construcciones es el adobe, el que ha sido históricamente su principal material utilizado, sobre todo en las zonas rurales, esto es, debido a que  actúa como un excelente aislante (fresco en verano y mantiene muy bien la temperatura en invierno), además es de menor costo, sin embargo en nuestra realidad, siendo Chile un país sísmico, se pudo observar que en el terremoto que nos afectó, la mayoría de las construcciones en adobe sucumbieron o presentan daños estructurales importantes.

También se pudo observar que construcciones sólidas de ladrillo y hormigón, muchas de ellas colapsaron, no en la forma que fueron afectadas las construcciones  de adobe, pero en muchos casos sufrieron daños significativos.

Nuestra reflexión como Colegio de Ingenieros Forestales Región del Maule, se refiere, que siendo Chile un país forestal, con grandes recursos, no tenemos la mentalidad de construir en madera.

Cuando uno consulta como construirás tu casa, inmediatamente todos indicábamos, sólida, entendiendo por sólido, materiales como ladrillo y cemento, pera ningunos nos referimos a sólido el material noble que es la madera, como si esta fuera gaseosa o blanda, sin embargo, en el presente sismo se puede observar que prácticamente muy pocas construcciones de maderas fueron afectadas.

Un ejemplo directo que puedo indicar, que en mi caso tengo una casa de madera, que no sufrió ningún daño, sin embargo con la mentalidad y creencia que todos tenemos, las ampliaciones que realicé fueron de ladrillo y cemento, que fue lo único que tuve algún daño.

Esta realidad nos hace replantearnos, posiblemente sea el momento de utilizar nuestros recursos naturales, iniciar la reconstrucción con madera, pero debemos prepararnos, para ello se hace necesario que los productores de bosques realicen adecuado manejo para obtener madera de buena calidad, los empresarios madereros realizar los adecuados tratamientos de la madera (secado, impregnado etc.), las empresas constructoras inicien adecuados diseños para las distintas necesidades y usuarios.

En conjunto con lo anterior, se debe agilizar o implementar que los subsidios estatales de vivienda contemplen a las casa de madera y otro aspecto relevante es que los bancos las tasen adecuadamente, dado que en la actualidad, cuando se evalúa una casa de madera los bancos le asignan un bajo valor, indicando el motivo que esa casa puede ser trasladada. 

Creemos que rompiendo el mito que la madera no es una construcción sólida e impulsando adecuadamente los diferentes actores (propietarios de bosques, empresarios de la madera, empresas constructoras, el estado, la banca, las universidades), podemos asegurar un material de construcción que lo tenemos en nuestra mano, desarrollando una construcción interesante y acorde a las necesidades del país.

Se debe de recordar que en el sur de Chile, al igual que en muchos países, el principal elemento de construcción es la madera, casas que son confortables, seguras y que han permanecido por años.

(*) Ingeniero Forestal - Miembro del Directorio del Colegio de Ingenieros Forestales Sede Maule.